miércoles, 27 de enero de 2016

SIDNEY

Es el año 2523, el mundo ya no era seguro, la humanidad trataba de sobrevivir. Cien años atrás unos científicos habían creado una vacuna que haría al hombre veinte veces más fuerte y lo usarían en contra de sus enemigos. Así fue. Era el arma perfecta según ellos. Era veinte veces más fuerte, al igual que su velocidad. 
Pero había un defecto… él siempre tenía sed. Nunca se imaginaron que lo que habían creado se volvería en su contra, era cuestión de tiempo para que él formara su ejército. Ellos eran igual a nosotros, actuaban igual que nosotros, hablaban igual que nosotros. Lo bueno, ellos solo salen en las noches. 
Para saciar su sed 
Hace cuarenta años mi abuelo Jason Cohen fundador de la corporación Cohen que se dedica a crear robots y armas, creo un campo de fuerza para proteger a los humanos durante las noches, es así como tratamos de sobrevivir. Pero hace doce años los Vampiros crearon una vacuna que hace producir calor en sus cuerpos por un par de horas, la llamaron la vacuna C. Eso les permitió atravesar el campo de fuerza con facilidad, dificultando a los guardianes robóticos poder identificarlos. 
Hace doce años el mismo año en que crearon la vacuna C, rompieron la seguridad de mi casa y asesinaron a mi padre, creyeron que con asesinarlo acabarían con la corporación Cohen, pero se equivocaron. 
Cometieron el peor error de sus miserables vidas. Porque ahora, en este momento… SOY LA ÚNICA que puede identificarlos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario